El Ayuntamiento de Madrid ha recibido 33 toneladas de pescado donadas por el Grupo Ricardo Fuentes, una compañía con sede en Cartagena (Murcia) que es un referente mundial en la comercialización del atún rojo. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea, han estado presentes, en el polígono Los Olivos de Getafe, en el momento de la llegada de los dos camiones tráiler del Grupo Ricardo Fuentes, al que han mostrado su agradecimiento por esta donación solidaria a la ciudad de Madrid.

Las 32 toneladas de pescado fresco congelado se distribuirán, a través del Consistorio, a parroquias, asociaciones, restaurantes y diversos grupos hosteleros como Renaissance Excecutive Forums, Hoycosa Gastronomic, Grupo Larrumba o el chef Diego Sandoval, que están colaborando en la elaboración de menús solidarios y saludables para los profesionales sanitarios que desarrollan su labor en el hospital de IFEMA y para la población más vulnerable de los distritos de Centro, San Blas, Tetuán, Villa de Vallecas, Moncloa, Vicálvaro, Villaverde o Latina.

El Grupo Ricardo Fuentes ha desarrollado varias iniciativas solidarias en distintos puntos del territorio español desde que se declaró la pandemia. Además de la donación de 33.000 kilos de pescado al Ayuntamiento de Madrid, la semana pasada, la compañía se sumó al operativo de emergencia social de Cartagena, al que contribuyó con 22.000 kilos de alimentos no perecederos. A través de esta iniciativa, coordinada por el ayuntamiento, estos productos están llegando a personas en situación de vulnerabilidad a través de entidades sociales como el Banco de Alimentos, Cruz Roja o la Hospitalidad Santa Teresa.

En concreto, y respondiendo a la demanda de estas organizaciones, entregó azúcar, cacao soluble, zumos, harina y leche semidesnatada, que ya se encuentra en el almacén habilitado para desarrollar esta acción y desde donde ya se está repartiendo a familias a través de kits de asistencia.

Además, Grupo Ricardo Fuentes entregó 60 equipos de protección frente al coronavirus, compuestos por monos y botas, al hospital de Ciudad Real. El material ya está siendo empleado por los profesionales que trabajan en la UCI.