Ricardo Fuentes e Hijos es una empresa totalmente responsable que trabaja siguiendo los más altos y estrictos estándares de calidad y cumpliendo la legislación regional, nacional e internacional.

 

Todas nuestras operaciones, barcos e instalaciones disponen de los certificados necesarios y su actividad está regulada por la normativa que establece la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT).

 

El 100% de las operaciones de pesca se realizan siempre con observador internacional del ICCAT a bordo, que valida y certifica las capturas que se realizan. Además, a eso hay que sumar que todos nuestros barcos cuentan con localizadores verificados por la administración e incorporan un diario electrónico que controla la Secretaría General de Pesca.

 

Todas las transferencias que se realizan desde los barcos pesqueros a los barcos de remolque que los llevan hasta las granjas son grabadas en vídeo y, posteriormente, revisadas por el Servicio de Inspección y Control de la Secretaría General de Pesca.

 

Todo el pescado vivo al introducirse en la granja vuelve a ser grabado con cámaras bajo supervisión de un nuevo observador internacional y es el Servicio de Inspección y Control de la Secretaría General de Pesca quien decide, tras su conteo, las cantidades definitivas de captura.

 

Los sacrificios de atún rojo se realizan siempre en presencia de un observador internacional del ICCAT y, en muchas ocasiones, también de los servicios de inspección de pesca del Ministerio.

 

Por último, los productos que comercializa el Grupo Fuentes disponen de un documento electrónico que refleja la trazabilidad de todo el proceso, desde la captura, el transporte, la ubicación en la granja, el sacrificio y por fin la comercialización por lo que cumple todas las garantías sanitarias.

 

Estando nuestra actividad especialmente vigilada y controlada, contamos, como elemento añadido, con las principales certificaciones de control y calidad internacionales, a lo que hay que añadir las auditorias e inspecciones que realizan de nuestra actividad nuestros principales clientes.

 

Estando nuestra una actividad especialmente vigilada y controlada, contamos, como elemento añadido, con las principales certificaciones de control y calidad internacionales, a lo que hay que añadir las auditorías e inspecciones que realizan de nuestra actividad nuestros principales clientes.